Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

Dr. Rafael Reisfeld
1125 South Bevefly Oride, Suie 500
Los Angeles, CA 90035

Re: Testitmonios

Estimado Dr. Reisfeld:

Es con gran placer y además lo considero adecuado que yo le envíe este testimonio via e-mail ya que fue en el internet donde yo tuve la gran fortuna de encontrarlo a usted y a su maravilloso personal, así como a sus asociados. Para empezar, tengo 38 años de edad , sexo masculino, casado y tengo dos hijas pequeñas. Hasta donde yo puedo recordar (y creánme, tengo muchos recuerdos en mi memoria), he sufrido los efectos de “HIPERHIDROSIS”. No podía tomar a nadie por las manos, saludar de mano, andar dezcalso, tomar los diarios con las manos, tocar a mi esposa, etc., etc., etc., (y creo que ustedes saben a lo que me refiero), sin tener que enfrentarme a la anciedad, verguenza etc, asociada con esta condición socialmente inaceptable. Sí, después de explorar, sin suerte, todos los tratamientos conocidos para esta condición , ya me había dado por vencido en la búsqueda de una cura…El torbellino de experiencia que había iniciado con mi médico familia. Después de pregundar una última vez esperando que mi médico supiera de un nuevo tratamiento, el que nunca sugirió. Busqué en el internet bajo el nombre médico para mi condición. Esa noche nada más hice eso, y para ami agradable sorpresa , encontré móltiples espacios web. Había una cura? mientras que sabía dentro de mí, que estaba planeando ir a Los Angeles a una boda la siguiente semana, envié un mensaje por correo electránico para preguntar máas sobre el procedimiento. Me respondieron inmediatamente con noticias muy positivas. Entonces pregunté sobre la factibilidad de someterme al procedimiento la siguiente semana, mientras lo acomodaba junto con mi viaje planeado. Lo siguiente que supe esx que recibií una llamada del jefe, el Dr. Reisfeld! El me tranquilizá en cuanto a todas mis dudas y me dijo que el podría hacer que esto sucediera. De hecho, hizo arreglos para someter a mi hermana al miksmo procedimiento inmediatamente después de mi. Después de a pocos días ya estaba yo en el consultorio del Dr. Reisfeld’s en California para que me hicieran las pruebas de la sangre y para consulta. Regresé al día iguiente por la mañana para que me operaran.. Me dió la bienvenida un personal muy amable y un grupo de enfermeras que me hicieron sentir agusto. El anestesiologo fue excelente, así como las enfermeras auxiliares que me atendieron. En serio, recuerdo que me pusieron el suero por vía intravenosa, y lo siguiente fue que ya estaba en la sala de recuperación con mi hermana enseguida de mi. Mi esposa nos regresá al hotel en donde descansamos. Ese día recibí varias llamadas del Dr. Reisfeld que me llamá personalmente para saber cámo seguía y asegurándome que todo iba a estar bien. (el Dr. Reisfeld ¡hasta se tomó la molestia de regresarme las llaves de automóvil que dejé en su oficina!) Esa noche estuve en la cena de ensayo antes de la boda , casi sin dolor Y ¡SIN MANOS SUDOROSAS! A día siguiente, recibí más llamadas de seguimiento de este caballero tan especial, igualmente mi hermana, sólamente para compartir con él nuestra felicidad sobre el éxito del procedimiento. Solamente para que sepan, que tal como se dijo, el nuevo sudor que he experimentado ocasionalmente en la espalda, ha disminuido mucho, y sobre todo no me ha causado problemas . Sin embargo experimenté algunos dolores temporales en los brazos, algún tipo de reacción en los nervios que fueron tocados durante el procedimiento, pero, afortunadamente como se me dijo, la molestia desapareció en dos semanas. Las buenas noticias son que no sólo se me han curado las manos del sudor 100%, sino que me mejoraron mis pies en un 90%+ aproximadamente. Mientras que lyo tenía la cara casi siempre grasosa o sudorosa, ahora ya no tengo ese problema. Finalmente, yo sufría de dolores de cabeza con ramificaciones y tomaba medicamentos por años, mientras escribo esta comunicación electrónica, tengo el agrado de informarles que no he experimentado dolor de cabeza desde la cirigíia y actualmente estoy disminuyendo el medicamento que fui forzado a tomar como prevención, y me siento optimista que mis dolores de cabeza formarán parte del pasado. Está por demás decir que soy un campista felíz u qie recomiendo mucho este procedimiento. De hecho, tengo toda la intención de someter a mi niña de 4 años de edad a este procedimiento cuando tenga la edad necesaria. ¡Ya no hay necesidad de sufrir! Si alguien de los que lean este testimonio tiene alguna pregunta, con agrado les responderé a las preguntas o dudas que puedan tener.

Con afectuosos saludos, Daniel L. Kessler

Promixo Testimonio

Para aprender mas acerca en como le podemos ayudar, favor de comunicarse al Centro para la hiperhidrosis. Para comunicarse con nosotros, oprima aquí.