Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

Neal Nakra

Me llamo Neal Nakra y soy estudiante de mi primer año de medicina en la Universidad de Texas en San Antonio, Centro de Ciencias para la Salud. Toda mi vida he tenido hiperidrosis y hasta hace dos semanas, no podría haber imaginado pasar un día sin tener mis manos y mis pies sudorosos.

Mi caso de hiperidrosis era bastante serio. Hubieron veces que estaba yo en clase y el sudor me escurría de las manos. Después de ejercicios atléticos particularmente estenuantes, hubiedron ocasiones en que podría haberme quitados los calcetines o calcetas y esprimirlos. Sin tener en cuenta su serieded , las palmas sudorosas son un problema social con tal magnitud que aquellos que no son afectados no pueden imaginar. Cuando usted saluda a alguien de mano, la forma en que lo hace, es el reflejo inmediato de quéen es, y si sus manos están sudorosas, es de lo primero que se van a percatar. Antes de cruzar palabra, la otra persona, ya la otra persona le esta viendo dentro de una perspectiva ligeramente negativa. Esto es algo con lo que yo, e imagino que cualquier otra persona que esté leyendo esta carta, hemos aprendido a vivir toda nuestra vida. Yo acostumbraba a cargar una pequeña toalla de mano en mi bolcillo. Solía tener una toalla de papel doblada debajo de mi mano, cuando escribía. Hace ya dos semanas desde que me hicieron la prueba de simpatectomía torácica y los resultados han sido maravillosos.

Llegué al consultorio del Dr. Reisfeld alrededor de las 10:30 y para la 1:30 salí La cirugía en si, se llevó únicamente 30 minutos. Tuve dolores de pecho leves, bastante difusos y estaba adolorido en el lugar donde me hicieron las incisiones por los tres días después.

Sin embargo no tuve que tomar ninguno de los medicamentos que me habían prescrito para el dolor. No me canso de repetir hasta que punto es agradable el Dr. Reisfeld. Me llamó los tres primeros días después de la operación para ver como estaba. La única vez que yo lo llamé porque tenía una pregunta (una que la enfermera con la que hablé podría haber respondido fácilmente, el personalmente me llamó y me lo explicó todo.

Desde el cuarto día después de mi operación no he experimentado ningún sudor de las manos. Yo estimaría que la transpiración o sudor de los pies se ha disminuido en 80%. No he experimentado ninguna pérdida de sensación, ni de funciones motoras en mis manos. Lo único que fue afectado por la cirugía fue la transpiración o sudor. Es un sentimiento tan agradable saludar a las personas de la mano ahora. Cada oportunidad que tengo, le doy la mano a la gente. Ayer, por primera vez que yo recuerde, fue la primera vez que tomé un examen y no necesité una toallita de papel debajo de mi mano. Estoy tan contento por haberme operado, yo lo recomendaría a cualquier persona que siente que la hiperhidrosis les impide llevar una vida normal. Yo también les recomendaría al Dr. Reisfeld como cirujano, ya que es un médico interesado, amable y compasivo.

Promixo Testimonio